Juan José Sarasola atraviesa la mitad de su período como intendente de Casilda. Como jefe de Estado local realizó un balance del año y estableció una visión positiva en función de cómo concibe la ciudad respecto del estado en el que asumió el gobierno.  

"Fue un año de mucho trabajo, donde se comienzan a ver concreciones y logros. Es la mitad de nuestro mandato. Si comparamos como asumimos y lo que hay ahora, faltan cosas, no estamos conformes pero la foto de hoy es mejor que la de hace dos años atrás", dijo Sarasola en Radio Casilda.

El representante del FPCyS hizo hincapié en la cantidad de obras públicas realizadas. Manifestó que están reforzando el alumbrado público y también se refirió a la seguridad. "Todavía la respuesta no es todo lo eficiente que esperamos que sea. Se avanzó pero la idea es que se mejore el año que viene y darle una vuelta tecnológica", manifestó el jefe municipal.

Pensando en 2018, Sarasola reconoció que es vital mejorar la prestación de servicios en los barrios de la ciudad y brindárselos a aquellos que aún no los tienen. Además, hizo hincapié en "mirar hacia 2030, para pensar una su ciudad acordando proyectos sin importar el color político de quien gobierne. Lo ideal es planificar más ordenadamente el crecimiento de la ciudad y posicionar productivamente a Casilda para que cada vez más gente tenga trabajo", meditó.