Juan José Sarasola dio la cara. El más alto representante del Frente Progresista Cívico y Social se pronunció después de una elección de medio término que, en cierto modo, le dio la espalda a su espacio. Si bien Mauricio Plancich se mantiene en el Concejo, el Frente perdió la mayoría en el recinto y eso le dio lugar al ingreso de Cambiemos.

“En el balance, no ha sido una buena elección para nosotros. Poníamos en juego lo de 2013, y ahora ingresa una nueva fuerza al Concejo. Independientemente de la autocrítica que podemos hacer, fue una elección particular donde el ingrediente nacional estuvo muy presente en las distintas elecciones locales”, resumió la máxima autoridad de la ciudad, quien manifestó que ya se comunicó con el representante de Cambiemos.

“No creo que los votos de Cambiemos sean en contra de la gestión. Al contrario, asumiendo los errores y las cuestiones a mejorar, me parece que la mirada no estuvo puesta en lo local sino que estuvo puesta en lo nacional”, sintetizó el jefe municipal.

En 2005, 2009 y 2013, quienes hoy representan al FPCyS hicieron muy buenas elecciones de medio término y en 2015, llegaron al Ejecutivo. Dos años después, rápidamente perdieron apoyo y están viendo crecer al resto ya que Plancich, fue el que menos votos sumó entre las PASO y las generales.

El intendente anunció que en su gabinete "seguramente va a haber cambios". De aquí a fin de año varias cuestiones serán revisadas porque "los dos primeros años son un buen momento para analizar", dijo Sarasola, pero aclaró que no hay ninguna decisión tomada.

El actual secretario de Cultura y Educación, José Luis Rodríguez, competía para acceder al Concejo pero no logró ingresar. Si él accedía al recinto el enroque automático ponía a Lorena Casati en su área, pero de aquí en más, todo estará por verse en el rearmado frentista.