Los municipales de la ciudad pretenden que se les reconozca el pago de la cláusula gatillo retroactivo a los meses de mayo y junio. Hace tiempo reclaman que se haga efectivo, pero hasta el momento no llegaron a un acuerdo con el Ejecutivo. Este martes, acercaron las posiciones. 

Así lo dio a entender Walter Britos, quien mantuvo un encuentro con el Intendente Juan José Sarasola. "Lo que sacamos de positivo es que fuimos a buscar la posibilidad que lo venimos reclamando sea reconocido. Para nosotros fue una reunión positiva", adelantó el líder del gremio local en Radio Casilda.

Si bien se debía una comunicación con sus compañeros, lo más probable es que vuelva a llevar la voz de los trabajadores el próximo viernes en un nuevo encuentro con Sarasola. De hecho, desde el entorno de la máxima autoridad de la ciudad también reconocieron que probablemente lleguen a un acuerdo.

Lo que ambos bandos manifestaron es que en el escenario actual se habla más de negociaciones y compromisos asumidos que de medidas de fuerzas, por lo cual se aleja la sensación de un paro en el horizonte.