Una nueva denuncia de uso de químicos de alto impacto ambiental se registró en la ciudad. La semana pasada fue sobre el kilómetro 745 de ruta 33. Una vecina se refirió a las fumigaciones clandestinas. Este lunes, pescadores encontraron una decena de bidones de herbicidas en una cuneta.

Un de los bidón encontrado este lunes por pescaderos, camino a la Juana.
Un de los bidón encontrado este lunes por pescaderos, camino a la Juana.

En el camino que va a la Juana, sitio tradicional de pesca para quienes se instalan en las cunetas y zanjones, se hallaron varios envases de glifosato y T4, que también contiene la sustancia para eliminar hierbas y arbustos.

"Si llueve se va todo para el río, está a un kilómetro nada más. Esto es veneno puro. Hay pibes que cazan ranas ahí y después se las comen", le dijo a CasildaPlus.com uno de los muchachos que venía del Carcarañá y tuvo la desgracia de toparse con un paisaje tan preocupante.

Quien los utilizó, no sólo le hizo un daño al ambiente y generó un peligro mayúsculo en las personas que pudieron haber tomado contacto con las plantas afectadas sino que además, tuvo el descaro de dejar la evidencia para que alguien la encuentre. Otro rasgo de impunidad de quienes no piensan en el resto.