Tras superar el primer escollo de su ciclo al frente de la Selección Argentina, Jorge Sampaoli planteó un nueva esquema y renovados apellidos para medirse con Singapur en su tierra. Este martes de las 9 de la mañana, la albiceleste mostrará nuevas cartas.

Frente al equipo que ocupa el puesta 157 del ranking Fifa, el Zurdo eligió un dibujo táctico impensado. Pondrá un 2-3-5 con un arquero que jugará como líbero debido a su habilidad para utilizar los pies. Nahuel Guzmán es la primera novedad nominal del elenco. Mammana y Fazio serán los dos defensores naturales. Biglia no sólo se ubicará como volante central, también será capitán. Salvio por derecha y Acuña por la izquierda ocuparán las bandas. El ataque estará compuesto por la mitad del equipo. Papu Gómez en el ala diestra y Di María en la zurda. Lanzini y Dybala serán los mediapuntas y Tucu Correa el 'falso 9'.

Mauro Icardi está imposibilitado por cuestiones físicas y no tendrá minutos. Jose Luís Gómez es baja por lesión y Messi, Otamedi e Higuaín quedaron licenciados. Con el resto, Sampaoli eligió formas y nombres que se ajusten a lo nuevo.

"El equipo está bien, en una etapa de preparación tras un encuentro tan complicado como el del viernes contra Brasil. La certeza de ganar el partido no la tenemos. Tenemos la convicción de que vamos a ir a buscar el partido. Vamos a buscar un equipo entusiasta para aprovechar cada situación que se cree", marcó el Zurdo en la conferencia previa que sirve como antesala para esperar el segundo juego de su era.