Este miércoles, a eso de las 6, una pareja casildense de barrio Yapeyú se levantó luego de haber descansado para ir a trabajar sin saber que se iban a encontrar con una sorpresa. Ladrones ingresaron a su vivienda y se llevaron no una, sino dos motos que estaban estacionadas: la de ella y la de su novio.

Dos rodados Maverick de similar características fueron sustraídos sin que sus moradores lo noten. La vecina denunció el hecho en su cuenta personal de Facebook donde rápidamente el caso tomó conocimiento público casi al instante siendo compartido por muchas personas.

Ambas motocicletas son de color azul y mezcla de blanco como muestra la foto figurativa de la nota. "Única movilidad que tengo! Necesito encontrarla, AGRADECERÍA QUE COMPARTIERAN Y DIFUNDAN LA FOTO!", anuncia el comunicado que adjunta imágenes de lo hurtado.

Ante cualquier información, ofrecimiento o dato, se recomienda comunicarse con personal de Policía, Fiscalía o llamar al 911 y dar con el Comando Radioeléctrico donde sabrán recomendar los pasos a seguir. En lo que va del año las motocicletas han sido el blanco elegido por muchos malhechores.