Un problema repetido, de alto impacto y que, generalmente, se da en las mismas zonas. Todos los fines de semana se acumulan denuncias de vecinos que viven en el Fonavi de Granaderos a Caballo. La causa es siempre la misma, los ruidos molestos de algunos vecinos que no respetan el descanso del resto.

Mientras la mayoría tiene el uso horario de habitual reposo durante las mañana de sábados y, fundamentalmente, domingos, unos pocos entienden que esa es la hora de prolongar su noche con música a tope en espacios que son comunes a todo el barrio.

¿Qué suele suceder? Mientras se mueven los vidrios de las casas y las paredes tiemblan, los damnificados llaman a las fuerzas de seguridad quienes minutos después se hacen presentes. Allí el volumen baja pero a medida que los efectivos dejan el lugar, vuelve a subir. La historia se repite una y otra vez sin una solución definitiva.

Para las autoridades, es una situación compleja. Lo admitió Federico Censi, el Secretario de Seguridad Ciudadana. Este lunes afrontó el tema en diálogo con Radio Casilda y sostuvo que "no hay herramientas legales más una mediación entre vecinos". Censi también marcó que hay reuniones entre las referencias judiciales de la ciudad para darle tranquilidad a quienes sufren este flagelo todas las semanas.

Escuchá a Federico Censi en Radio Casilda