El secretario de Obras y Servicios Público, Marcelino Seyral explicó que a partir de este miércoles y con la reincorporación de empleados municipales de su área, comenzaron tareas en la vía pública que habían sido detenidas por el regreso a fase uno. Entre las mismas, habrá cambio de luminarias, recolección de residuos voluminosos, desmalezamiento y riego.

Tiempo atrás, cuando apenas se había decretado la primera parte de la cuarentena en Casilda, Seyral confirmaba al aire de Radio Casilda estar trabajando con ochenta (80) operarios menos. Si bien la cuestión en cantidad mucho no cambió "hoy iniciamos limpieza general y recambio de luces, vamos a ir ingresando de a poco personal para no producir amontonamiento", indicó hoy, en diálogo con nuestra emisora.

Lo cierto es que a partir del día de la fecha, recorren la ciudad "nueve camiones y tres palas mecánicas en doble turno" para la recolección de basura, además está disponible tanto de mañana como de tarde una cuadrilla de alumbrado público, como así también de quienes formen parte de las diversas áreas del corralón para asistir al resto de los empelados.

El funcionario aseguró que con el correr de los días, iniciarán otras actividades. "Una vez que habíamos agarrado ritmo, tuvimos que parar", analiza en relación al último parate de hace tan solo dos semanas. En ese momento, tareas de poda, por ejemplo, debieron cesar hasta nuevo aviso. Por ahora, la idea es no producir más desechos por lo que aguardan hasta la semana entrante para regresar con esa labor.

"La gente estuvo en casa y aprovechó para limpiar", indicó Seyral en relación a la gran cantidad de vecinos y vecinas que este fin de semana dejaron expuestos frente a sus domicilios residuos, cacharros y elementos en desuso que contenían en el interior de su hogar. Incluso en ocasiones fueron depositadas muchas ramas y plantas producto de la limpieza y el ordenamiento hogareño.