Los integrantes da la FPC vuelven a la carga con una de sus preocupaciones más grandes: el consumo de estupefacientes y la proliferación del narcotráfico en el territorio santafesino. En la semana en que se conmemoró el Día Internacional de la lucha con el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, la agrupación hizo llegar dos petitorios al recinto donde sesionan los concejales.

Como primera medida, se le solicitó a los ediles la adhesión al proyecto de ley que emitió la diputada provincial Mercedes Meier. El cual propone, en resumidas cuentas, declarar al territorio santafesino en estado de emergencia contra las drogas por el plazo de cinco años. En ese lapso se debería avanzar sobre dos puntos: la prevención en materia de salud y la educación. Eso se lograría con un presupuesto acorde para la Agencia de Prevención de Consumo de Drogas -Aprecod-.

Agustín Ferraretto, miembro del partido, dialogó con Radio Casilda y aseguró que se poisiciones detrás de la idea de Meir y rechazan el proyecto de narcomenudo que surgió de la cámara alta. "En ese caso se pone el eje de la discusión de las adicciones corrido de la centralidad que debería tener. Culpabiliza a quienes terminan siendo el objeto de prácticas guiadas por los grandes capos", afirmó el joven.

La FPC también exigió que se ponga en vigencia la Ordenanza Nº 2772/16, que ya tuvo el visto bueno de los concejales pero no se aplicó por parte del Ejecutivo municipal. La misma requiere que los nomencladores de las calles principales de Casilda lleven la leyenda: #NiUnPibeMenosPorLaDroga.