Los directivos, empleados y colaboradores de la Escuela Nº 1350 trabajaron contrarreloj para reacondicionar las instalaciones de la institución, afectada por la intensa lluvia del domingo a la madrugada. Gran parte del sitio ya se encuentra en condiciones por lo que anunciaron que, más allá de haber suspendido las actividades en el turno mañana, se dictarán clases con normalidad por la tarde.

Este domingo se hizo unrelevamiento de los daños y todos pusieron manos a la obra. “Cuando me enteré de la situación llamé a mi superior y se tomó la determinación de suspender las clases en el turno mañana para facilitar las tareas de limpieza”, explicó Adriana Césari, directora del establecimiento educativo.

La parte más afectada fue el salón de tecnología, aunque por suerte no hubo grandes pérdidas materiales. De todas maneras, esa parcela seguirá aislada hasta tanto se revisada por un especialista. Lo cierto es que el año pasado se había realizado una intervención en el cielorraso que, evidentemente, no sirvió para contener las filtraciones del fin de semana.

Por otra parte, hubo algunos inconvenientes con el suministro eléctrico.

Los chicos que asisten por la tarde y también quienes van al comedor, podrán asistir sin problemas a la institución.

Escuchá la entrevista a la directora de la escuela: