La semana pasada fue excepcionalmente para el sur de la provincia de Santa Fe. La humedad imperante en el ambiente hizo que las temperaturas sobrepasaran los 27 grados. De todas maneras, el mes de julio le pondrá fin al fenómeno denominado "veranito de San Juan". El invierno astronómico ahora llega para quedarse.

El viernes comenzó con una temperatura que no superaba los 4 grados y con claridad en el horizonte. Los madrugadores pudieron ver la leve helada que cayó y quienes tuvieron que salir de la cama a media mañana, apostaron a guantes y bufandas para resguardarse del frío. El fin de semana no variará demasiado. El termómetro llegará a un tope de 21 grados, con mañanas y noches frescas, y el sol apareciendo por las tardes.

El pronóstico extendido.
El pronóstico extendido.

El ingeniero Luis Blotta, en diálogo con Radio Casilda, explicó que es bastante frecuente tener estos cambios climatológicos en esta época del año. "Son fenómenos típicos de zonas ubicadas en latitudes medias. Ciudades como Pekin y Nueva York, tiene que lidiar con lo mismo", contó el especialista en meteorología.

Por otra parte, Blotta advirtió que se ingresó en un sistema de bajas presiones, por lo que las primeras horas de cada día pueden traer bancos de niebla. Al mismo tiempo, soslayó que no habrá demasiadas precipitaciones en los próximo 90 días.