El pasado sábado por la madrugada hubo un enfrentamiento entre menores de edad que concluyó con arresto domiciliario para algunos de los involucrados. Este acontecimiento es apenas una excusa para referirse una problemática que tiene una tendencia creciente dentro de la sociedad, y Casilda no está exenta.

Para Cristina Pecoraro, quien está a cargo de Juzgado de Menores en la ciudad, la situación se torna cada vez peor y continuará por este camino, en la medida que no se tomen medidas de prevención. “Ya perdimos dos generaciones de chicos de no cuidan lo propio y mucho menos lo ajeno. Estamos en un momento de crisis”, remarcó.

El principal déficit, para la doctora, radica en la forma en que se aborda la educación desde las altas esferas. En ese sentido, ella cree que hay una “pulverización de la niñez” porque no se cuida el aprendizaje de los niños ni de los adultos.

La sociedad individualista y narcisista, está girando la flecha hacia un mundo de consumo y competencia sostenida. Es por eso que Pecoraro añadió: “Hay que buscar un equilibrio entre el uso de la tecnología y los procesos simbólicos que construyen a una sociedad. No puede ser que la mayoría de los jóvenes de hoy no sepan dibujar”.

El caso de barrio Barracas

Tal cual lo había anticipado CasildaPlus.com, el fin de semana se produjo un riña que involucró a menores de edad y puso en alerta a los vecinos de la zona. La jueza pudo confirmar en Radio Casilda que no se encontró arma de fuego, pese a que algunos testigos del hecho aseguran haberla visto. Todos los apuntados quedaron bajo arresto domiciliario. “En la ciudad hay muchas bandas y estos casos lamentablemente son comunes. La edad mínima para comenzar a delinquir ha bajado hasta los 13 años”, sostuvo Pecoraro.