Si bien la sociedad pasó por más de 50 día de aislamiento social, preventivo y obligatorio, hay personas que aún siguen rompiendo normas y en ocasiones manifestando la inminente necesidad de salir de sus hogares. Pero eso, por el momento, es sancionado ya que rige un Decreto de Necesidad de Urgencia que lo prohíbe. 

Personal policial local debe coordinar tareas y concretar operativos para poder hacer cumplir dentro de sus facultades, dicha orden del presidente Alberto Fernández. Hasta el momento son 728 aprehendidos registrados en todo el departamento Caseros.De ese total, 508 corresponden a Casilda, al menos hasta las primeras horas de la mañana de este lunes 18 de mayo.

“Muchos operativos se realizan en horas diurnas donde por ahí uno ve el desplazamiento normal para realizar trámites o adquirir mercadería de las personas, y la idea es detectar gente que no sea de la ciudad o no tenga el permiso correspondiente y proceder al respecto”, anunció Sebastián Sanitá, referente y máximo responsable de la Agrupación Cuerpos en diálogo con nuestra emisora.

A su vez detalló que “muchas detenciones se concretan en horarios nocturnos sabiendo que a las 19 en la ciudad baja muchísimo el movimiento en la calle”. Teniendo en cuenta el cierre total de todo tipo de comercio o actividad exceptuada, desde ese horario la labor de control es mucho más accesible y eficaz ya que prácticamente no circula nadie por la vía pública y el que lo hace, es detectado con mayor facilidad.

Salidas recreativas y familiares

El fin de semana se registraron algunas denuncias de supuestas reuniones en campos casildenses. En relación a esto, Sanitá explicó: “No se logró identificar gente que haya estado en esos lugares, de todos modos el patrullaje rural se ha intensificado para tratar de contener lo que más se puede esta situación”. A partir del viernes y hasta el domingo las denuncias más frecuentes tienen que ver con presencia de personas que no son residentes en las zonas menos urbanas del casco casildense.