El programa que pretende ser más federal estará a cargo de la cartera de Desarrollo Territorial y Hábitat. Tendrá un total de 300 mil créditos que brindarán soluciones a todas las necesidades habitacionales, desde pequeñas mejoras hasta viviendas nuevas en desarrollos urbanos. Significará una inversión que ronda los 25 mil millones de pesos. 

El nuevo ProCrear incluye dos líneas de créditos. Una de ellas está referida a préstamos personales. Entre los que se diferencian: Terminaciones y arreglos menores, Refacción general de vivienda, Mejoramiento de la eficiencia energética y Acceso a la red de gas. Los tres primeros ítems tendrá una tasa fija del 24%, mientras que el último será del 16%.

Además habrá una segunda línea, de créditos hipotecarios. En ese rubro se incluyen cinco posibilidades: Ampliación de hasta 20 m2 en viviendas,  Construcción de viviendas de hasta 60 m2 en lote propio o de Procrear, Generación de lotes con servicios -complementable con la línea Construcción-, Desarrollos habitacionales de edificios multifamiliares, y   Desarrollos urbanísticos en predios Procrear.

Otra novedad que se trae el renovado ProCrear, es que se utilizará una forma novedosa para los créditos hipotecarios, atada a la variación salaria. La misma llevará como denominación HogAr, y reemplazará a los UVAs como sistema de actualización.