El funcionario del gabinete local volvió a encontrarse con los vecinos autoconvocados del barrio Yapeyú, quienes están exigiendo medidas para contener a personas que están causando disturbios. Luego del encuentro que se concretó el miércoles en el Salón de los Intendente, el secretario de Gobierno manifestó su parecer y remarcó que están yendo por los caminos que indican los habitantes de ese sector.

"Fueron reuniones positivas. Todo lo que esté a nuestro alcance lo vamos a realizar para que ellos se sientan seguros. Lo que se prometió se está haciendo", dejó entrever Pablo Tomat. En una ocasión anterior se había dejado en el municipio una lista de tareas que podían apuntar a mejorar la seguridad. En ese sentido, se están reparando luminarias, hubo terrenos que se desmalezaron y se levantaron tapiales caídos. Por otra parte, todavía aguardan a que se repare la cámara de seguridad ubicada frente a la esquina de la Escuela San Martín.

"Hemos tenido situaciones similares en otros barrios. Y lo defendimos con una manera organizada de trabajo. Sinceramente no lo veo como algo tan complejo", amplió su testimonio Tomat. Lo cierto es que para los vecinos el terreno que habitan siguen siendo difícil de transitar, tan así que prefieren no tener contactos con los medios de comunicación para evitar reprimendas.

El Secretario de Gobierno también expresó su preocupación por la situación de El Potrero, admitió que se comunicaron con Rubén Otarola y tienen la intención de intervenir para que ese sitio de contención y recreación no quede trunco.