Otra semana agitada parecía avecinarse en Chabás luego de conocerse el despido de un trabajador que prestaba tareas para la Comuna de manera eventual. Luego del cruce que se precipitó en redes sociales entre el mandamás chabasenses, Lucas Lesgart, y el secretario general del Gremio, Walter Britos, hubo una audiencia en la sede del Ministerio de Trabajo de Rosario.

Ambas partes pudieron exponer y expresar su postura sobre el tema este martes por la tarde. Vale aclarar que el encuentro fue solicitado por el Gobierno chabasense, entiendo que el paro de actividades realizado en el Corralón, en esta ocasión, no tenía sustento.

Finalmente, se dictaminó la conciliación obligatoria por el plazo de 15 días hábiles. El mencionado obrero fue temporalmente reincorporado a sus tareas habituales. En tanto que otros empleados, que habían visto modificadas sus rutinas habituales, también retomarán sus puestos.

En diálogo con CasildaPlus.com, el secretario general del Gremio de Trabajadores Municipales y Comunas Adheridas, manifestó: "Tenemos la certeza de que estas acciones fueron represalias por el último paro que se realizó y el corte de ruta".