La metalúrgica Gherardi vive un panorama complicado este viernes. Los empleados dejaron de trabajar y manifestaron públicamente su bronca por los reiterados atrasos que hay en el pago de sus sueldos quincenales. Si bien no acumulan una deuda grande, los obreros pretenden que se les pague en tiempo y forma, algo que no viene ocurriendo en lo que va del año.

La planta quedó parada esta mañana y los metalúrgicos se mantuvieron en la barrera del predio de Gherardi hasta el mediodía. Como no recibieron respuestas, salieron a la calle y cortaron la ruta 33 de forma intermitente. Allí estarán hasta las 14. Están en estado de asamblea permanente.

Según los expresan los trabajadores, los directivos tomaron como costumbre hacer el depósito del dinero una vez que la quincena ya está vencida. "La empresa no tiene diálogo, no nos informa nada. Por eso decidimos salir a las puertas, a ver si tienen diálogo. Todas las quincenas se toma como costumbre pagar la quincena vencida. La empresa tampoco quiere reconocer la homologación de la paritaria", informó uno de los delegados que se manifestó en las puertas de la fábrica.

 

 

Carlos Rapanelli, delegado de planta de Gherardi, dio su testimonio en Radio Casilda. “La empresa no dialoga con los delegados ni los operarios de planta. Siempre espera a última hora y termina pagando un día después del plazo que tienen para pagar. La empresa está trabajando bien, con horas extra, y no entendemos por qué no pagan a término”, dijo el referente de los alrededor de 200 empleados.