La causa por la tragedia de la empresa de Monticas sigue esperando respuestas concretas. Los sobrevivientes, que sufrieron pérdidas en lo físico y mental, todavía aguardan el consuelo de que la Justicia fije las responsabilidades penales y civiles de quienes quienes los arrojaron a este presente. Mientras tanto, el mayor apoyo viene de la mano de personas que comprenden su dolor, como por ejemplo, los integrantes del grupo Prohibido Olvidar.

Cuqui Liborio.
Cuqui Liborio.

Esta ONG que agrupa que familiares de víctimas involucradas en siniestros viales tiene a Adriana Liborio como una de sus referentes. Ella anticipó en Radio Casilda que participarán de un encuentro con allegados al gobernador Miguel Lifschitz. En ese cara a cara pedirán, entre otras cosas, que no le cobren impuestos a los afectados por un lapso de seis a ocho meses. “Me parece que es lo mínimo que corresponde. Es increíble que nadie acuse el golpe más allá de las víctimas”, opinó.

A tres meses del choque, todavía hay personas que se encuentran hospitalizadas. Uno de los casos emblemáticos es el de una joven de San José de Esquina, quien permanece en el Hospital Clemente Alvarez, de Rosario, y no puede aún ser trasladada hasta su localidad. Otra mujer, oriunda de Pujato, todavía no pudo someterse a una operación de rodilla por el gasto en el cual debería incurrir. El retraso en la intervención quirúrgica le está provocando serios problemas para desplazarse con normalidad.

“Todo eso te deja el sabor amargo de pensar que están pateando la situación para adelante y no quieren dar una respuesta. La causa pareciera situarse sobre una nube que viene y va. No se llega a nada concreto”, sentenció Liborio.