Agustina Rodríguez, la joven que en septiembre cayó desde el segundo piso de un hotel de Casilda, fue trasladada a Buenos Aires y, según trascendidos de su entorno, evoluciona de manera favorable. En tanto, el concejal Hugo Racca -en pareja con la joven- presentó una denuncia penal por calumnias e injurias contra los abogados de la hermana de Agustina.

El abogado Fernando Moschini, patrocinante del edil demoprogresista, contó en un reportaje de Radio Casilda que el miércoles trasladaron a Agustina desde el sanatorio Los Alerces de Rosario a la clínica Fleni (Fundación para la Lucha contra las Enfermedades Neurológicas de la Infancia) para continuar con su tratamiento. “Previo a ello el director de la clínica la visitó en Rosario para evaluarla y ver si era factible el traslado. Cuando la vio fue claro y esperanzador respecto a que tendría una rehabilitación buena y que hasta era posible que no le quedaran secuelas”, dijo.

Agregó que desde su estadía en Buenos Aires la joven está “muy participativa con la rehabilitación. Le colocaron un botón gástrico para su alimentación y mueve las extremidades. Está evolucionando muy bien”.

Junto a Agustina están sus padres y también se hace presente el propio Hugo Racca, confirmó Moschini.

El abogado del concejal indicó que continúa la investigación del hecho ocurrido el 21 de septiembre por la noche y dijo que no hay cambio de carátula (suicidio en grado de tentativa).

Días atrás los abogados de las cinco hermanas de Agustina se presentaron en Fiscalía de Casilda donde pretendían que las chicas se constituyan en querellantes de la causa, situación que finalmente no fue posible porque “solo la víctima o sus herederos forzosos pueden hacerlo”, explicó Moschini.

El abogado de Racca dijo que paralelamente “iniciamos un querella por calumnias e injurias por los dichos del doctor (Antonio) Ciaurro a la prensa”. A raíz de ello “hay fecha de audiencia para que lo ratifique o rectifique el próximo 21 de diciembre a las 11 en la Fiscalía de la ciudad”.