Fue un domingo de sol y calor, acompañado de una gran dosis de humedad. Es que, durante la madrugada y la mañana del sábado, se llovió todo. Y como es costumbre, las calles bajas de la ciudad, quedaron destruidas. Un Duna Wekeend intentó pasar por una de ellas, y quedó encajado.

El problema del barrio Nueva Roma E son el ingreso y la salida del mismo. La manzana afectada la configuran las vías Saavedra, Alvear, Pasco y Pescio. De hecho, por Saavedra para salir en dirección a Villada, ante una lluvia el terreno se torna intransitable. Desde inicios del 2016 se hicieron arreglos que no dieron demasiadas soluciones. Los trabajos comprendieron los trayectos de Alvear y Pasco a Montevideo y de allí por la diagonal a Villada.

Por Pasco, desde Saavedra hacia Ayacucho existe un mejorado y los municipales cavaron una zanja para que drene el agua ya que no había posibilidades de cruzar. Los vecinos relataron que “pusieron dos tubos, pero los taparon con tierra solamente, sin piedra, y es allí donde se le fue el auto a este vecino. Los que vivimos en la calle Pública, de Saavedra no podemos llegar a Alvear si llueve mucho. Cada vez que necesitamos, hablamos con el intendente y nos escucha para tratar de dar alguna solución”.                        

Este domingo, ante el pedido de los lugareños, el propio Juan Sarasola se comunicó con la ingeniera Marta Lapegue quien ordenó la salida de un tractor hacia la zona para sacar el auto encajado.                        

Los funcionarios prometieron que este lunes visitarían el lugar y se iban a disponer a charlar con los vecinos.

Cabe recordar que el barrio Nueva Roma ‘E’ fue inaugurado en 2013 y los mismos habitantes del lugar recuerdan las promesas de obras de un cordón cuneta, que hoy por hoy, no se ha construido.