La inseguridad continúa latente y la gente confía cada vez menos en las fuerzas policiales. En el sector E de barrio Nueva Roma, los vecinos reclamaron la falta de patrullaje. Como no consiguieron la respuesta decidieron hacer guardia ellos mismos. Crearon un grupo de WhatsApp y en él se notifican sobre movimientos extraños y sospechas de robos. 

La manzana comprendida entre Alvear, Saavedra, Pasco y Pescio se organizó para autobrindarse resguardo. Así lo comentó Karina en Radio Casilda. La vecina administra el grupo que incluye a 32 familias.

"Notábamos que en un primer momento desaparecían las garrafas y después, una vez que teníamos tapiales, faltaban zapatillas, bicicletas, ropas y de los patios. En quince días entraron a cinco o seis patios distintos. Invitamos a todos casa por casa y pusimos un referente por familia para crear el grupo", explicó Karina.

El objetivo de los lugareños es estar comunicados ante situaciones de alerta. Incluso, los vecinos se reunieron con la policía comunitaria para contarles la situación que atraviesan y quedaron en contacto para reclamar el patrullaje cada vez que lo necesiten.

Así pasó el último domingo cuando a partir de una notificación el grupo que advertía sobre la presencia de jóvenes que no eran del barrio y merodeaban la zona, los efectivos llegaron adonde se los reclamaba y disiparon el supuesto peligro.

"Nadie tiene teléfono fijo en la manzana y no hay otra manera de comunicarnos. El WhatsApp es gratis, hay varios chicos solos y por lo menos, pueden recurrir a solicitar ayuda sin exponerse afuera. Se me ocurrió como una medida de estar alerta y ayudarnos", reflexionó Karina, quien recomienda este método para el resto de los barrios de la ciudad.