Un hombre de unos cuarenta años de la ciudad de Casilda, será donante de médula ósea de un joven de 17 años de Alemania. El casildense fue parte de una de las campañas que se llevaron a cabo por la organización "Vida en Vida" y tras estar registrado mundialmente, hoy puede ayudar a salvar la vida de un adolescente de otro país.

Al aire de Primera Data, programa de Radio Casilda, Fernanda Olmedo, médica e integrante de "Vida en Vida", explicó: "El primer paso es donar sangre, a su vez, a las personas que quieren ser potenciales donantes de médula ósea se les hace una serie de preguntas y se les pide unos datos de control".

Siguiendo con el relato, señaló que el "segundo paso es mandar toda esa información, más un estudio de compatibilidad, al exterior, quedando en el registro mundial". Según manifestó la entrevistada, este proceso tarda aproximadamente un año.

En el caso que el donante sea compatible con algún paciente, se concretan otros estudios específicos y ya apuntando a la compatibilidad entre ambos. Si esto se supera con normalidad, el donante viaja a Buenos Aires donde se concreta el aporte que luego tiene como destino el país solicitante, en este caso, Alemania.

"Es muy parecido a una diálisis", aportó la médica, y agregó: "Es una alegría enorme y a la persona que dona solo le ocupó media hora y un par de preguntas, es muy enorgullecedor". Dar es dar, aporta una canción de Fito, y la vida deja claras huellas de que verdaderamente es así.

Si te interesa ser donante, ya sea de sangre o médula ósea, podés comunicarte con el nosocomio público local, o ponerte en contacto con los referente de "Vida en Vida". Vale aclarar la importancia de acciones como estas que llevan tranquilidad a pacientes que en ocasiones, creen no poder revertir su presente.