Se lesionó un defensor de un rival, que estaba en ventaja. Demoraban en asistirlo antes de la media hora del primer tiempo y por ende, hubo reclamos y un pequeño tumulto. En esa disputa, Marcos Pirchio, delantero del Royal Pari que caía ante Nacional Potosí de visitante, terminó en el suelo por un empujó del arquero oponente. Cuando se levantó, el árbitro lo llamó y lo expulsó. De no creer.

Gaad Flores no sólo le mostró la roja a Pirchio, sino que también sancionó de la misma forma al colombiano Wilder Salazar, volante de Nacional, y así dio por culminado lo que era un simple encontronazo, natural de un partido de fútbol.

El delantero casildense le pidió explicaciones al juez de línea que lo informó pero no recibió respuestas, por lo cual debió dejar la cancha decepcionado por la sanción. Flores, repartió otras roja en el transcurso del juego ya que también expulsó al otro argentino que fue titular en el Royal Pari, el defensor Mariano Brau.

El partido finalmente concluyó en un empate 2-2 en el estadio Víctor Agustín Ugarte de la Villa Imperial, en el marco de la undécima fecha del Torneo Apertura de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano. Par el Royal, el triunfo era necesario debido a que sólo suma dos triunfos y comparte el último lugar del grupo B junto al Sport Boys.