El próximo mes de noviembre se pondrá en marcha el Mundial de Kickboxing Budapest 2017. La competencia no pasará desapercibida para la zona, y en particular para Casilda. Un hijo de estas tierras representará a la bandera celeste y blanca.

Su nombre es Facundo Donato, tiene apenas 26 años y muy pronto se encontrará ante su mayor desafío. Se subirá a un avión, junto a otros 23 argentinos, para ser parte del evento que organiza la Wolrd Association of  Kickboxing Organizations. Desde hace largo tiempo, el joven comenzó con una estricta dieta y entrenamiento en triple turno para llegar en forma. Competirá en la categoría hasta 63 kilos.

Las peleas del mundial iniciarán el lunes 6 de noviembre, aunque Donato arribará con 48 horas de anticipación para ser parte del registro y el pesaje oficial. De allí en más, tendrá de uno a tres combates por día.

 

 

La preparación ha sido exigente incluso desde lo mental, ya que tuvo que costear gran parte de los gastos de traslado con su trabajo y vendiendo productos que su familia le ayuda a elaborar. De todas maneras, admitió en los últimos días recibió un soporte importante de distintas esferas políticas.