Acaba de terminar el campeonato para Boca y a pesar de ser campeón, la casaca Azul y Oro exige estar permanentemente alerta. Y sino, que lo digan los arqueros. Sara, Werner y Silva alternaron la meta Xeneize y ninguno terminó de asegurarse el puesto por eso en la mente de los dirigentes y el cuerpo técnico volvió a aparecer Franco Armani.

El Chili está de vacaciones hasta mañana miércoles, día en el cual inicia una nueva pretemporada con el Atlético Nacional. El casildense consiguió su decimotercera estrella con el Verde Paisa hace apenas semanas y así reafirmó su condición como futbolista más ganador de la historia de su club.

No sólo Boca puso los ojos sobre el casildense, sino que también Racing busca un arquero tras la salida de Agustín Orión y en Colombia saben que su salida al fútbol argentino es una opción más que viable. Sin embargo, no es la primera vez que Armani suena por estas tierras en un mercado de pases.

Cristian Bonilla uno de los suplentes de Armani en Nacional, dejó el club para regresar a La Equidad, por lo cual, el vigente campeón cafetero ya se desprendió uno de los porteros del plantel.  Su nuevo DT, Juanma Lillo (ayudante de Sampaoli en Sevilla), obviamente pretende contar con Franco Armani, aunque luego de siete años y 13 títulos, el Chili podría cambiar de rumbo y en La Boca lo esperan con los brazos abiertos.