La rutina de un niño de Casilda ha pasado en el último tiempo a integrar el menú de conversaciones en esta ciudad, y a merecer la atención del área social de la Municipalidad. Es que el chico, con doce años, suele deambular por el centro a diversas horas, incluso nocturnas, mendigando, y en bares incluso donde se relaciona con adultos, fuera aparentemente del cuidado familiar.

Radio Casilda se hizo eco de esta inquietud urbana y consultó a la secretaria de Desarrollo Social municipal, Celina Arán, quien pidió desterrar preconceptos y tomar la situación en su debido contexto.  "Tratamos de no hacer hincapié en ningún caso en particular. Mencionamos este caso para que la población se quede tranquila de que este niño no es alguien en situación de calle. Tiene una familia, una vivienda, y el equipo de Niñez trabaja con ellos. No es matemático y no podemos pedir el alojamiento fuera del seno familiar", explicó Arán en Radio Casilda.

Celina Arán, Desarrollo Social.
Celina Arán, Desarrollo Social.

El niño tiene 12 años, concurre a una escuela primaria de la ciudad y practica karate, pero fuera de esas actividades, se maneja con libertad por las calles de Casilda. Más de un vecino ha advertido de esta situación a Desarrollo Social, preocupado por interpretar que el chico carece de contención familiar adecuada.

Natalia González, la abogada del equipo de Niñez del Municipio, puso énfasis en la coordinación del trabajo del grupo. "Tratamos de no superponer trabajos. Hay un equipo en la Escuela que asiste al niño, y nosotros trabajamos desde afuera con la familia o las diferentes instituciones donde asiste". Emilse Malfassi, trabajadora social, manifestó que "no es de un día para el otro, los resultados no son fáciles por cómo está atravesada la familia. Vamos a lo educativo, lo deportivo y el tema de la salud".

Un menor golpeó a una docente

La semana pasada en la escuela San Martín, un alumno atacó a un grupo de docentes. Arán se refirió al hecho y contó que el confilcto se desató luego de que el niño tuvo un incidente debido a que alguien apretó sus dedos en una puerta del establecimiento. Según manifestó la titular de Desarrollo Social, el chico "tuvo una reacción que las docentes estimaron de cierto nivel de violencia. Tuve acceso al sumario y esto se desencadena después de que le agarran los deditos de la mano contra una puerta. Pudo haber sido desmedida la reacción, pero tuvo una causa", comprendió.