No sólo de correr atrás de una pelota se trata el fútbol. El deporte más popular del mundo acapara la atención de una gran masa que pretende disfrutar de los espectáculos con tranquilidad y comodidad. En búsqueda de ese objetivo, los dirigente de 9 de Julio de Arequito encabezan una movida para erradicar la violencia de los escenarios locales. Para eso se plantean medidas disciplinarias ante malos comportamientos.

La nueva comisión directiva, que asumió a principios de este 2019, y están encabezada por Edmundo Pozzi, pretende hacer cumplir a rajatabla el estatuto para los socios y simpatizantes que trasgredan las normas de convivencia dentro del Tanque. Al mismo tiempo, se invita a las demás instituciones a formar parte del mismo proyecto.

La determinación de la cúpula del Pulgón no sorprende, sobre todo después los hechos que se registraron en la primera final del 2018 y que le valieron al club una suspensión de su estadio por tres fechas. Esa sanción obligará al elenco de Adrián Baigorria a tener que actuar en la fase regular del Apertura prácticamente fuera de su reducto.