La bicicleta puede ser el medio de transporte más confortable para evitar el caos del tránsito en las horas pico. Sin embargo, sino se utiliza con sabiduría puede transformarse en un serio problema. Cada vez es más frecuente ver ciclistas que transita en contramano, con un celular en la mano y hasta cruzan los semáforos en rojo.

El concejal Mauricio Plancich presentó un pedido ante el Departamento Ejecutivo Municipal para que se agudicen los controles sobre este tipo de conductores, sobre todo en la zona céntrica.  “Veo a veces una despreocupación por la vida humana. Muchas personas que van en bici cruzan el semáforo en rojo y obligan a realizar frenas bruscas a los automovilistas”, destacó el hombre del Frente Progresista.

Plancich reveló que le gustaría ver más inspectores en algunas zonas puntuales que le llamen la atención a los imprudentes y despreocupados. “Uno a veces les dice algo y te putean, o se ríen. No son consciente de que cualquier día puede pasar algo grave”, insistió.

Uno de los mayores inconvenientes que puede encontrar esta exigencia es que la inmensa mayoría de las bicicletas que circulan por la ciudad de Casilda no tiene identificación y mucho menos están registradas. Por lo tanto, se hace imposible labrar un acta. De todos modos, no sería descabellado comenzar con una campaña de concientización que haga entender que las normas son para todos iguales.

Mauricio Plancich se quejó de las infracciones que cometen los ciclistas: