El año pasado fue de los porteros de renombre que llegó a la Liga Casildense y tuvo su noche de gloria en aquella recordada tanda de penales que le dio el pasaje a cuartos de final a Unión Deportiva sobre Atlético Sanford. Para el 2019, Sebastián Azimonti eligió otros horizontes y volvió a centrar su carrera en el Beach Soccer. Actualmente milita en la liga de Bélgica con buenas actuaciones. 

El Gato no es un inexperto en la arena, todo lo contrario. Desde antes de recalar en Los Molinos, había demostrado sus dotes en Rosario Central y también en la Selección Nacional, donde compartió plantel con otro jugador que pasó por la Casildense, como lo es Maximiliano Ponzetti. De todas maneras, nunca antes había salido del país.

Hacia la temporada otoñal tomó la determinación de emigrar hacia europa y probar suerte en el Fútbol Playa español. Comenzó compitiendo en certámenes regionales con el Sport Club Roses de Cataluña y más tarde se dio el lujo de participar de la Liga Nacional y la Copa de España. En este último certamen, arribó hasta semifinales, cayendo ante el Levante.

Su buen andar en territorio catalán lo mostró a otros países en los cuales está creciendo la modalidad. Se trasladó hasta Bruselas, la capital de Bélgica, y se enfundó con los colores de Newteam. A pocas semanas de su estadía, ya consiguió su primer campeonato. El pasado fin de semana, su reciente elenco ganó el torneo doméstico con un récord que incluyó cinco victorias y apenas una caida. Como si fuera poco, Newteam fue galardonado con el Premio Fair Play y Azimonti recibió la condecoración al mejor arquero.