Empezó el período de vacaciones invernales. Lo que para mucho es una oportunidad para desconectarse y recargar pilas, para otros representa un inconveniente. Por ejemplo para muchos alumnos que asisten a la Escuela 6063 del barrio Alberdi y aprovechan las contenciones alimentarias que brinda la institución. Ahora, se quedaron sin merienda por un par de semanas y llegó al rescate parte de la Parroquia Nuestra del Luján.  

A lo largo de los próximos quince días, el grupo de catequistas que tiene la iglesia intentará suplir las carencias de los más pequeños en un programa denominado Encuentro en Vacaciones. Todos los días, incluidos sábados y domingos, se abren las puertas del templo para brindar una merienda nutritiva. 

"Sinceramente la convocatoria nos desbordó, porque recibimos muchas donaciones. Nos pone muy contentos porque no es únicamente algo que involucre a los chicos de la iglesia, sino de todo el barrio", manifestó Adriana Manduca, una de las ideólogas, en Radio Casilda. Los chicos llegan alrededor de las 16 y media horas más tarde se sirve la taza leche con algún alimentos para acompañar. Además, hay un amplio salón en el cual realizan otras actividades como juegos y dibujos.

Según estima, son alrededor de 40 chicos los que asisten a diario. Desde pequeños que van en cochecitos con sus padres, hasta adolescentes que fueron ex alumnos de cataquesis. La iniciativa empezó el viernes pasado y se extenderá hasta 22 de julio, día en el cual se reanudarán las clases. Actualmente, el comedor de la Escuela 6063 permanece cerrado, aunque está entregando viandas al mediodía. Con la merienda que aporta la parroquia, se aseguran al menos dos comidas diarias.