Roberto Quinteros es todo un especialista en analizar la calidad de los servicios públicos que se brindan a los usuarios casildenses. Ante el anuncio de una nueva suba de la tarifa de agua corriente, el ingeniero no dudó en decir que le parece inusitada y hasta acusó de la empresa provincial de falta de gestión.

El próximo 28 de noviembre se llevará a cabo una audiencia pública en la ciudad de Rosario, en la cual se debatirá el aumento el 60% en las boletas de ASSA, desdoblada en dos tramos igualitarios. Más allá de eso, parece difícil que la historia pueda torcerse. 

Quinteros acercó algunos datos de interés para entender como se maneja el ente provincial y porque, a su entender, se están haciendo mal las cosas. Aguas Santafesinas funciona actualmente en 15 localidades de la bota, aunque sólo cuenta con 20% de hogares con medidores. ¿Qué quiere decir esto? Que hay una gran masa de líquido que se estipula en función de metros cúbicos y no se controla.

El ingeniero Roberto Quinteros.
El ingeniero Roberto Quinteros.

 "Si estamos hablando de un recursos escaso y no lo medís, entonces falta gestión", remarcó el ingeniero casildense en diálogo con Radio Casilda. Quien a su vez indicó que el Enress -ente de control- ya advirtió esta falencia en el pasado, pero parece que no hay mejoras al tratarse de un monopolio. 

En cuanto a gastos e ingresos, se puede deducir que los cinco rubros principales de erogación que tiene la empresa representan el 90% y más de la mitad están asociados al personal. Ni siquiera existe una tarifa preferencial por parte de la EPE para reducir ese margen. Para cubrir ese déficit, ASSA se nutre del cobro de tarifas y el pedido al tesoro provincial. Dicho sea de paso, en el último presupuesto se pidió la nada despreciable cifra de 780 millones de pesos.