Así como los seres humanos están expuestos a distintas enfermedades, las mascotas no son la excepción. En el último tiempo se confirmaron casos de rabia en algunas colonias de murciélagos que pueden transformarse en una amenaza para los perros y gatos que no están debidamente vacunados.

Radio Casilda consultó al médico veterinario Daniel Pécoro, quien aseguró que las infecciones son observadas por los centros zoonosis que posee cada provincia. En el caso de Santa Fe, se vio una alza en los mamíferos voladores que suele ser común en determinados períodos. El riesgo está latente para animales domésticos, incluso equinos y bovinos. Aunque la forma más sencilla y efectiva de controlarlo es mediante la vacunación anual.

"La dosis debe ser aplicada por un profesional, en un centro veterinario o bien aprovechando las campañas que se realizan", detalló Pécoro. Al mismo tiempo, dio algunas pautas de como identificar un murciélago con síntomas rábicos. Al tratarse de una infección que ataca el sistema nervioso, comienzan a tener hábitos diurnos y dificultades para volar. 

El mayor inconveniente radica en que se trata de un enfermedad que se puede traspasar a seres humanos de diferentes maneras. Ya sea mediante la saliva, una mordedura o un rasguño. Es por eso que la recomendación es renovar anualmente la vacucación de todo animal que se tenga en casa.