La ley de descanso dominical sigue generando polémicas. Si bien fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, en Casilda hay una ordenanza que rige desde 2011 e implica que los comercios deben permanecer cerrados. Esa situación es la que pretenden seguir fijando desde el Concejo local y, al parecer, desde el lado empresario no hay objeciones aunque sí se ha planteado su intención de aprovechar el viento a favor otorgado por la suprema instancia judicial.

Según el máximo tribunal provincial, todos los supermercados de la provincia ya pueden abrir sus puertas los domingos y eso favorece a las cadenas que están instaladas en la ciudad. El caso más emblemático es el de El Solar. Sus representantes se reunieron con los ediles este jueves porque también quieren abrir los domingos.

Pablo Zanetti, el flamante presidente, manifestó detalles del cónclave en Radio Casilda. “Extraoficialmente, en el resto de los comerciantes habría una predisposición de mantener cerrado los días domingos”, sostuvo Zanetti, quien volverá a generar una reunión para los primeros días de 2018.

La posición del centro de empleados de comercio es la de mantener el descanso. En su momento, se mantuvieron firmes en esa convicción de defender al comerciante local y preservarlo del abuso de las grandes cadenas.