En la noche del lunes, un taxista de la ciudad de Casilda cargó en su vehículo a una pareja con su pequeño hijo, los cuáles estaban cenando en un bar céntrico. Luego pasaron a  buscar a otra mujer y todos se dirigieron hasta Rosario. Al llegar al lugar indicado por los pasajeros, dos hombres encañonaron al taxista y le robaron absolutamente todo lo que tenía a mano.

Las primeras teorías apuntaron a que la pareja con el pequeño hijo eran víctimas del robo al igual que el taxista, pero eso quedó desmentido por el mismo conductor quien aseguró que sus pasajeros, eran cómplices de los delincuentes.

El chofer del móvil prefirió no hablar al respecto, pero si lo hizo Fernando, el dueño del rodado en diálogo con Radio Casilda y expresó: "Lo importante es que a el no le haya pasado nada, lo material va y viene, duele, pero va y viene".

Según lo explicado por Fernando le fueron indicando donde ir "hasta llegar a un callejón, ahí lo esperaba un hombre que lo apuntaba de frente y otro por la ventanilla que también lo estaba apuntando".

Acto seguido, "lo hacen bajar del auto y le pudieron un revólver en la nuca, los pasajeros dejan al nene sentado en la vereda y ellos empezaron a revisar todo el auto". Teniendo en cuenta que el taxista hacía muy poco tiempo que había entrado a trabajar, solo le pudieron robar una suma muy pequeña de dinero en efectivo, un celular y la base que utilizan para intercomunicarse.