La popular instructora de Belly Dance, Saida Helou, presentó un nuevo espectáculo en el cual mostró lo más destacado de su academia. La casildense Mara Aquilano forma parte del ballet estable desde hace poco más de un año y ayer se dio el lujo de danzar en el escenario del Teatro Ópera por segunda vez.

El show que se desarrolló ayer por la tarde en Buenos Aires estuvo cargado de energía y tuvo toques de distinción bien orientales. Mara actuó junto Rakkasah, el cuadro de 18 bailarinas que representa a la escuela en diferentes eventos y que está conformado por las chicas más destacados del país. 

Para la casildense significó uno de los pasos más importantes en su corta carrera. Tiene poco más de 20 años y ya está situada en la escena grande. Fue convocada por Saida durante el año anterior y desde entonces practica junto al ballet para seguirse perfeccionado. Además, su rostro es bien conocido en la ciudad, donde suele brindar talleres de baile.