Nómines, una empresa rosarina dedicada a los servicios telefónicos y digitales con sede en el microcentro de la localidad tiene una particularidad: el cien por ciento de sus recursos humanos son personas con discapacidad.

El pasado miércoles, Leandro Simeoni, creador de este singular proyecto, estuvo en la Escuela Misericordia para contar su experiencia a los alumnos. Más allá de que se trata de un ámbito sumamente inclusivo, se encargó de aclarar que conduce una empresa común y corriente, que sus ingresos y egresos, y que, como tal, persigue un fin de lucro.

“Decidimos hacerlo de esta manera porque vimos que hay un problema mundial. Y en Argentina en particular, el 77% de las personas bajo estas condiciones no tienen un trabajo. La mayoría ni siquiera ha tenido trabajo en toda su vida”, destacó la cabeza de Nómines en diálogo con Radio Casilda. Las labores que se realizan en dichas oficinas, están relacionadas a la venta o consultas telefónicas y digitales. Existen puestos fijos y otros temporales, pero normalmente hay unos veinte empleados en acción cada día.

“No hay más costos por montar una empresa donde el cien por ciento de los empleados son personas con discapacidad”, añadió Simeoni. Al tiempo que invitó a sus pares a animarse a darle la oportunidad a más personas con discapacidad.

Durante el año 2008, el actual dueño de Nómines trabajaba desarrollando aplicaciones para empresas del tipo telemarketing. En una ocasión creó un sistema accesible para personas ciegas y dos años más tarde comenzó su propia aventura. Hasta el día de hoy, muchos de sus empleados le agradecen la oportunidad que les ha brindado.