La crisis socioeconómica que atraviesa el país, hace su mella sobre todo en quienes menos tienen. En Casilda, cada vez más entidades y grupos de personas intentan dar una mano a aquellas personas que tienen necesidades. Diversos lugares de la ciudad, tanto particulares, como clubes y hasta algunos comercios gastronómicos, se han puesto solidariamente a disposición. Y ahora, a la cruzada se sumó un establecimiento religioso, la Iglesia Mensaje de Fe y Salvación, que esta noche brindará un plato de comida a quien lo requiera.

La movida está encabezada por el pastor Marcelo Farías y su esposa Susana, quienes aunando el deseo de colaborar a un grupo de gente que concurre al templo a la vista de las necesidades, ofrecerán 200 raciones este miércoles. Respecto a ello, el ministro habló con Radio Casilda y manifestó: “Es muy desesperante escuchar a la gente. Los domingos tenemos chicos que vienen con esa necesidad, o en actividades que se realizan en el establecimiento en que participan familias, y vemos que nos piden. Ante esa situación, con un grupo decidimos ponernos en el lugar del otro y hacer estas raciones de comida”. “No sé si serán suficientes, pero en nuestro corazón está el intentar ayudar”, agregó.

Además, el pastor manifestó que varias familias y chicos que concurren asiduamente a las actividades de la iglesia, le han trasladado sus carencias al respecto. “Aquí tratamos de brindar ayuda espiritual, pero dentro de eso también está la necesidad que está atravesando mucha gente. Fuera de eso queremos ayudar a quién lo necesita. No importa en quién crea”, aseguró Farías advirtiendo que se atenderá a todo aquel que lo necesite, más allá de sus creencias religiosas.

“Queremos arrancar con esto, y en la medida que podamos ir sosteniéndolo y hacerlo crecer, habrá más gente que se podrá sumar para ayudarnos”, dijo Susana, quien añadió que desde las 20 estarán recibiendo a la gente que vaya en busca de su porción de arroz con pollo. A la vez, solicitó concurrir con un recipiente para llevar la comida a la sede del templo, que se encuentra en Bolívar 2726, entre Vicente López y Washington.