Un mismo objetivo que recorre todos los vagones de un tren de pasajeros que con más de doscientas personas llegó a Casilda con una meta clara: motivar a que se reviva el servicio en el interior del país de este medio de transporte y llevar alimentos no perecederos que fue juntando a lo largo de todo el viaje.

La idea de hacer Retiro - Casilda resultó una grata idea, parando en determinadas estaciones, la gente pudo disfrutar y en ocasiones conocer lo que es un tren por dentro. Desde Radio Casilda aceptamos la incitación para hacer el tramo Pujato - Casilda, recorriendo las tan conocidas vías que hace años funcionan en nuestra región.

Previo a Casilda, el tren estuvo en Pujato.
Previo a Casilda, el tren estuvo en Pujato.

En diálogo con integrantes de la delegación, confiaron a CasildaPlus.com que son más de doscientas personas las que trabajan para que esto sea realidad. A su vez, muchos de los pasajeros aportan kilos de mercaderías para ser parte de esta movida que ya se hizo unas cuarenta veces.

Llantos de emoción y alegría, nostalgia, historias que van y vienen, todo eso se podría divisar desde el arco rojo de la estación local. Más de un par de abuelos explicándole a sus nietos como eran las cosas cuando el tren de pasajeros funcionaba, cuáles eran sus destinos, cuanto tiempo tardaban de un lugar a otro.

Las expectativas eran buenas, pero una vez más los vecinos hicieron de esto una fiesta desde que la "gran pata de hierro", como lo supieron llamar al tren, ingresó en la zona urbana de la ciudad. Los saludos se veían de lejos, gentes esperando afuera de sus casas, al costado de los rieles, con celulares y cámaras, dieron la bienvenida y acompañaron.