Al menos cuatro personas debieron ser asistidas en el hospital San Carlos de la ciudad luego de una riña ocurrida a la salida del boliche ubicado a la vera ruta 33, entre Casilda y Pujato.

Ingresaron a la Guardia del nosocomio durante la madrugada del domingo en estado de ebriedad, según la versión oficial. “Eran entre 4 y 5 hombres, mayores y menores. Ninguno presentaba lesiones graves por lo que fueron atendidos de forma rápida. Algunos permanecieron internados por unas horas, pero tras sutura y recuperación, fueron dados de alta”, explicó Paulo Rubio, vice director del hospital.

Las heridas que presentaban habían sido consecuencia de golpes de puño. Ninguno fue atacado con algún elemento punzo cortante o algo similar. 

Desde el centro médico señalaron desconocer si los atendidos pertenecían a los distintos bandos enfrentados. Afortunadamente en el interior del efector de salud “no provocaron ningún daño”. dijo Rubio.