Lorena es profesora del gimnasio "La Torre", ubicado en Moreno y Vicente López y este martes por la tardecita mientras daba clases, un vidrio estalló a causa de lo que podría ser un disparo de un rifle de aire comprimido y las astillas lastimaron una de sus piernas. Por tal motivo debió ser asistida por personal del SIES.

El móvil de Radio Casilda visitó la vivienda de la víctima de este ataque quien muy indignada relató lo ocurrido. "Es un susto muy grande, estamos cansados. Lo digo en general porque trabajo en un gimnasio (La Torre) que es muy familiar y en donde todas vamos a pasar un buen rato y divertirnos", comenzó diciendo.

Y agregó: "La gente del barrio está muy preocupada, desde que yo trabajo ahí esta persona no hace más que daño, no es el primero, en reiteradas veces rompió mil veces los vidrios del gimnasio". Sumó también en uno de sus últimos ataques arrojó una piedra que pasó cerca del rostro de una de las asistentes.

La entrevistada, triste por lo que pasó, señaló: "Hasta que no mate a alguien este tipo, nadie va a hacer nada, anoche me tocó a mí". Siguiendo con sus palabras, argumentó que "de hecho tiene más de cien denuncias, está en fiscalía y lo declaran inimputable, lo que acá se pide que si esta persona no es apta para estar en un lugar, que por favor tomen una medida".

Para cerrar, manifestó: "Necesitamos una protección, porque no es solo el gimnasio". Tal es así que una vez difundida la noticia de lo sucedido, surgieron más mensajes de vecinos y vecinas de Casilda que denuncian algún daño causado por esta persona que según trascendió sufre trastornos psicológicos.

 

La palabra de Lorena, la profesora víctima de este ataque.