El doctor Augusto Vidoret, actual síndico titular de Sapem por la Fuerza Popular Casildense, hizo una presentación ante el directorio de la empresa con una análisis pormenorizado de los puntos que considera de relevancia luego de informe del contador Leandro Marani. Para el abogado es necesario que se lleve adelante una investigación en la cual intervenga la justicia para aclarar irregularidades notorias.

El punto que más preocupa a quienes están siguiendo de cerca la situación es la faltante del libro de sindicatura. Un elemento básico en toda sociedad comercial para llevar adelante un control efectivo sobre los movimientos contables. "Soy abogado y no le tengo miedo a la justicia. Creo que es un órgano que puede hacer su aporte sin que eso implique responsabilidades penales, civiles o administrativas", dijo Vidoret al aire de Radio Casilda.

Para uno de los tres síndicos que tiene hoy en día Sapem, la posibilidad de cometer errores está considerada cuando se administran en este tipo de firmas con proyectos ambiciosos. Sin embargo notó demasiadas irregularidades en manejo de dinero y registros. "El libro es el control de los ausentes, en este caso sería toda la ciudad de Casilda", insistió el entrevistado.

De la presentación que hizo el doctor Vidoret se desprenden un total de 88 puntos, de los cuales se espera una pronta respuesta de parte del actual directorio. Rescatamos los dos que parecen más pertinentes y los transcribimos a continuación:

-Solicito a que luego de recibida la presente, el Directorio de la empresa formule la respectiva denuncia que abra el curso de la investigación penal respecto de la ausencia del Libro de Sindicatura N° 1 inscripto en el Registro Público de Comercio el 15/01/2010, al Tº91 Fº432 Nº24 de Estatutos dentro de la empresa.

-Solicito se investigue el porqué de la existencia de una factura (N° 0005-00000181 de fecha 31/07/2019) acompañada en nota al Municipio (donde sí se advierte recepción) en fecha 05/08/2019 pretendiendo cobrar un monto de $ 8.435.000,00 en concepto de “reconocimiento de actualizaciones por servicios de recolección de residuos correspondientes al año 2019”, ya que no se advierte en el régimen normativo y el convenio existente la posibilidad de aumentar el precio de las prestaciones retroactivamente. El profesional contable refiere constar que la deuda del Municipio a la Compañía SAPEM al 10/12/2019 según los registros de ésta última, son de: $ 20.942.705,95. Continúa que, al consultarle a la Municipalidad según el registro contable de ella, se trata de una deuda que asciende a $ 12.507.493,12. La diferencia ($ 8.435.212,83) de un registro contable y el otro resulta similar al importe de la factura N° 0005-00000181 de fecha 31/07/2019. La factura emitida por la Compañía busca cubrir el desfasaje atrasado de los precios pretendiendo un reconocimiento de actualización de precios retroactiva (prestaciones otorgadas). El profesional no constata existencia de Resolución administrativa que ordene el pago de dicho reconocimiento ni tampoco existe convenio contractual alguno que permita a la empresa facturar diferencias económicas de modo unilateralmente. Se inicien las acciones legales pertinentes a fin de que los directivos responsables repongan las diferencias económicas debido al mal desempeño de sus funciones.  

Se inicien las acciones pertinentes contra el Sr. Sarasola y el Secretario de Gobierno por incumplimiento en los deberes de funcionario público puesto que en fecha 09/12/2019 resuelve la aprobación del cambio de precio del servicio llevándolo a $ 3.341.228,28 aplicable desde el mes de diciembre de 2019; y, sorprendentemente, reconoce una deuda a pagar a favor de la Compañía SAPEM de $ 21.532.493,54 correspondiente a los períodos desde Julio de 2018 a noviembre de 2019, dejando constancia que dicho monto incluye el importe liquidado en Factura 0005-00000181 de fecha 31/07/2019.