La empresa Aguas Santafesinas y la Municipalidad de Casilda llevaron adelante un trabajo conjunto, a través del programa Esfuerzo Compartido, para lograr la conexión de sesenta nuevas familias al servicio de agua potable. Algunos vecinos llevaban más de seis años esperando por una promesa de larga data.

La distribuidora de agua se encargó de aportar los materiales necesarios, en tanto que los operarios del Gobierno local colaboraron con la mano de obra. Las labores demandaron casi dos meses. De todas formas, el puntapié inicial los dieron los lugareños de esa parcela de la ciudad, quienes las zanjas para que el personal municipal llegara con el tendido e instalara las cajas.

El sector beneficiado está situado en Nueva Roma D y comprende un cuadrante ubicado entre La Rioja, Maipú, Ayacucho y el Arroyo Candelaria. Justamente, algunos funcionarios locales estuvieron en una las esquinas para realizar una apertura simbólica de canillas. Además del Intendente, Juan José Sarasola, participaron, Celina Arán, secretaria de Desarrollo Social, y Marta Lapegüe, titular de la cartera de Obras y Servicios Públicos.

"La mayoría de los vecinos de Casilda tienen agua potable, pero muchos están enganchados a la red. Pretendemos que esa situación se normalice. Ya habíamos trabajo en dos manzanas cercanas con idéntica modalidad", sostuvo Lapegüe en diálogo con Radio Casilda.

Esfuerzo Compartido busca la integración del trabajo entre los vecinos y las autoridades municipales. Según hizo la misma Secretaría, ahora buscarán concretar una labor similar con vecinos de Nueva Roma D.