En busca de cambiar el panorama que se vive en las calles de la ciudad, el nuevo jefe de Policía estará escuchando a los vecinos de los distintos conglomerados. Esta noche mantendrá un encuentro con los habitantes de barrio Nueva Roma, el más extenso de Casilda y uno sobre los que recae gran cantidad de quejas.

La predisposición al diálogo que mostró Albornoz en su primera semana de trabajo hace que su imagen coincida con las referencias que traía. El martes por la noche se presentó en sociedad en una charla abierta en el Teatro Dante y proseguirá su derrotero hoy a las 20.30 en el Salón Multiusos de la Vecinal Nueva Roma. 

La invitación es abierta a toda la comunidad, aunque desde la comisión directiva de la vecinal pretenden que los vecinos marquen una tendencia con su presencia. Griselda Lescano, mandamás de la agrupación, adelantó que la mayoría de los reclamos están dado por los arrebatos que sufren los ciclistas, las personas sospechosas que deambulan por la calle en lugares concurridos y el temor de la gente que perdió el hábito de sentarse plácidamente en su propia vereda.

El próximo destino de Albornoz, será la Vecinal San Carlos-Timmerman en la jornada del viernes.