El tramo del Boulevard 9 de Julio que va desde Lisandro de la Torre hasta la ruta nacional 33 ya está habilitado y reparado. Sin embargo, ahora viene la parte más importante: mantenerlo en óptimas condiciones. Para ello se tomarán medidas de restricción de peso en las cargas de los camiones y, además, se planea la realización de otra intervención que traerá alivio a esa zona de la ciudad.

El director de Vialidad Provincial, Pablo Seghezzo, estuvo haciendo un recorrido por el sur santafesino y se detuvo en Casilda para seguir de cerca la ejecución de las obras en el Boulevard Tomat y la rotonda que se hará en el ingreso del camino que va hacia Carcarañá. “Es una gran satisfacción verlas en ejecución y más aún cuando están terminadas. Hubo un pedido permanente de la Municipalidad de Casilda y ojalá que la ciudadanía lo pueda disfrutarlo en poco tiempo”, sostuvo.

Se vienen meses importantes para la ciudad, puesto que el mismo funcionario adelantó otra novedad que tiene un reclamo de larga data. “Podemos confirmar que la conexión entre la S26 y la 33 se va a realizar. Este año vamos a concluir con el proyecto pero los fondos ya están reservados. Espero que a final de 2017 podamos abrir la licitación”, relató Seghezzo.

Ese camino alternativo servirá para desviar el tránsito pesado y quitarle congestión a uno de los ingresos que tiene la capital del departamento Caseros. De igual manera, hasta tanto se realice esa obra, existirá una restricción de peso en las cargas de los camiones que pasen por el 9 de Julio.

La conexión a la ruta 33 se hará, aproximadamente, a la altura del camino que va al Casilda Golf Club. Lo más complejo del asunto es hacer que el acceso sea seguro, ya que en ese tramo la ruta tiene un curva bastante pronunciada.