Hace tres semanas, la Gringa Champions League vivió su jornada más triste en más de una década de existencia. Uno de sus participantes se descompensó luego de culminado el encuentro que estaba disputando en la cancha 7 y sufrió un infarto fatal. Los intentos por reanimarlo fueron inútiles. Ayer, los jugadores amateurs de la región volvieron a congregarse para recordarlo.

Antes del silbatazo inicial en cada una de las canchas, todos se reunieron frente al arco de la cancha 7 que da hacia el Boulevard Argentino, allí se plantaron dos cruces y se brindaron distintos tipos de ofrendas. La organización colaboró con un ramo de flores y hubo una palabras de bendició a cargo de un cura párroco.

CasildaPlus.com accedió al testimonio de Matías Bornacín, uno de los referentes del grupo que lleva adelante el torneo. "Sinceramente sobran las palabras. Pasaron varios días y todavía no lo podemos creer. Agradecemos la predisposición de su familia y los chicos de Los del Galpón que estuvieron de acuerdo con la continuidad de la competencia", soslayó.

Gabriel Cejas era actual jugador de Los de Galpón, pero su versatilidad lo hizo vestir varias otras camisetas como las de: Altos Grazas, And7 y Fernetbahce. En otra decisión acertada, la copa que se entragará al ganador de la Serie B llevará impreso su nombre.