El Sindicato de Trabajadores Municipales concluyó su discusión salarial luego de varias semanas de intenso debate. El martes por la tarde, en un encuentro que se extendió por largas horas, se decidió dar voto favorable al aumento del 18% propuesto por los representantes de Intendentes y Jefe de Comunas.  

El porcentaje que se alcanzó, finalmente, se ubica por debajo del 20% que habían planteado desde el comienzo los gremialistas. La conformidad está dada por algunos puntos qe aseguran estabilidad económica en el bolsillo de los obreros. 

El comunicado que lanzó Festram refirió: "El incremento será de un 18% sobre la política salarial vigente en cada jurisdicción. Se abonará en dos cuotas: 10% en marzo y el restante 8% en agosto. Estos montos están sujetos a la cláusula gatillo directa cuando sean superados Índice de Precios al Consumidor publicados por el Indec".

Walter Britos, delegado local, describió este proceso como extenso, conflictivo y agotador, aunque rescató: “No sé si es el acuerdo ideal, pero en el marco de la política salarial nacional que se está dando es por lo menos satisfactorio. El escenario es otro y hay que manejarse de otra manera”. Al mismo tiempo, confirmó que hubo disparidad de opiniones en los dirigentes sindicales. La mayoría pretendía que el incremento de marzo se ubicara entre 12 y 13 %.

Por otra parte, Britos adelantó que si bien se trata de un acuerdo a nivel provincial, ahora se reunirán con la intendencia con el fin de pedir una suba mayor para los trabajadores precarizados. "Es algo que hacemos todos los años luego de las paritarias", sostuvo.