La medida que ha tomado el gremio de los trabajadores municipales y comunales, Festram, hace que durante la jornada se concrete un corte en el cruce de rutas 33 y 178, y, que durante el jueves y viernes no haya labor en la dependencia local.

Esto, tiene que ver con una problemática salarial. "Me parece que no era el momento, el intendente agarró una municipalidad fundida y le está pagando el última día hábil de cada mes, se cobra en tiempo y forma el sueldo, pagan las leyes sociales, las horas extras, me parece que hacer 96 horas de paro es un despropósito", comenzó diciendo Germán Zarantonello en diálogo con Radio Casilda.

Y agregó: "Y Todavía dicen, pídanle plata a la provincia, ¿de donde lo va a sacar?, ¿+de un nuevo mega impuestazo de inmobiliaria?, la actividad económica está parada, está muerta. Algo está mal, por favor señores, un poco de cordura, hay gente que ha perdido todo", solicitó.

Su propuesta
Zarantonello expuso que una de las soluciones podría ser implementar un fuerte aumento para las categorías más bajas "de un 70%, y aquellos que ganen cincuenta mil pesos para arriba, los congelamos por seis meses y vamos dialogando a ver como es la evolución pos pandemia".

Entendiendo, según dice, "acá vienen con el porcentaje que es para todos, que el chiquito, con ese porcentaje no hace nada, pero para el que gana mucho es un vagón de guita, quieren seguir de fiesta y la fiesta terminó".

Para cerrar, dijo que "el error está cometido desde otras administraciones que metieron gente a mansalva, tenemos mucho mas empleados de los que debíamos tener, y no los podemos sacar, la solución es recaudar mas y amortiguar de cierta forma los constantes aumentos".

"Equiparar, -sostuvo-, el que gana poco que pase a ganar más y poder tener la sustentabilidad en su comida, y el que gana más poder aguantar. No hay forma, es una extorsión permanente", concluyó.

 

La postura del concejal Zarantonello.