Conocé al casildense que participó del proyecto satélite Saocom | CasildaPlus.com
*/ennoticias/Conoce-al-casildense-que-participo-del-proyecto-satelite-Saocom-20181010-0005.html*
*/casildaplus/contenidos/2018/10/10/noticia_0005.html*

Conocé al casildense que participó del proyecto satélite Saocom

Marcos Marani nació y se crió en Casilda y tras años de desarrollo, fue parte del proyecto del satélite que se lanzó este domingo. Perfil y testimonios del ingeniero electrónico

Un hecho histórico tuvo lugar en esta semana dentro del núcleo de la ciencia nacional. La empresa espacial privada Space X lanzó desde la base aérea Vandenberg, en California, su cohete portador reutilizable "Falcon 9" con el satélite argentino SAOCOM 1A a bordo. En una de sus primeras instancias hubo un casildense trabajando en pos del desarrollo.

El ingeniero Marcos Marani participó de la misión en el año 2005. Trabajó en la gestión de compra de algunos de los componentes que hoy forman parte del satélite. INVAP, la empresa ubicada en Bariloche para la cual trabaja fue elegida por CONAE como contratista principal para el diseño, fabricación, integración y ensayos del satélite, el cual demandó un total de 3.500.000 horas-hombre para su construcción.  

Cabe mencionar que además han participado unas 80 empresas de base tecnológica, que junto a numerosas instituciones del sistema de ciencia y tecnología del país, aunaron conocimiento, experiencia y esfuerzos para hacer exitosa esta misión.

El SAOCOM es el primer satélite que construye INVAP y que incorpora un radar como instrumento de observación terrestre. Debido al conocimiento adquirido alrededor de esta tecnología, se generó una rama especializada en estos sistemas dentro del área espacial, a partir de la cual se diseñaron y fabricaron distintos tipos de radares para aplicaciones diversas: seguridad, defensa y meteorológicos.

Marani, de 44 años, realizó sus estudios primarios y secundarios en la ciudad. Después de recibirse en la Sagrada Familia, estudió ingeniería eléctrica-electrónica en Córdoba hasta que fue reclutado por Invap. Hoy por hoy, desempeña allí sus funciones formando parte de la Gerencia Espacial y Gobierno, que al momento lleva construidos 7 satélites -SAC-A, SAC-B, SAC-C, Aquarius, ARSAT-1 y ARSAT-2-, 22 radares civiles para control de tránsito aéreo, ocho radares de uso militar, seis meteorológicos, y otros tantos de diversas especificidades. Actualmente se encuentra trabajando en un moderno sistema de radioayuda para la navegación aérea basado en satélites -GBAS- que permite a los aviones operar en condiciones de baja visibilidad o incluso nula, aumentando la seguridad operacional y disminuyendo costos operativos a las aerolíneas, entre otras ventajas.

La misión SAOCOM consiste en la puesta en órbita de dos constelaciones, SAOCOM 1 y SAOCOM 2, donde la segunda serie tendrá incorporados ciertos avances tecnológicos que resulten de la experiencia de la primera. El satélite pasará por todas partes del mundo pero la idea es que se enfoque en el territorio nacional donde realizará dos pasadas por día entre las cuales tomarán más de 200 imágenes que luego serán procesadas y analizadas.

Los sensores de la antena radar del satélite tienen la capacidad de captar datos tanto de día como de noche. También se destaca el hecho de atravesar las nubes, ya que la frecuencia utilizada por la señal de microondas las traspasa y así, a diferencia de los instrumentos ópticos, el radar puede captar datos en cualquier condición meteorológica.

El satélite emite una señal de radio, que impacta sobre la superficie terrestre y rebota. Se procesa el rebote -llamado técnicamente eco, que tendrá diferentes características dependiendo de la composición del suelo, lo que haya sobre ó debajo de él. Desde 650 kilómetros de altura se procesa la información recibida para luego obtener mapas de relieve en 3D con resolución del orden del metro, a partir de los cuales se pueden obtener datos precisos acerca de la composición, escurrimiento de agua, cobertura, desplazamientos de terreno, medición de zonas anegadas, etc.

Hace 20 años que los científicos comenzaron con los ensayos para que este proyecto pueda convertirse en realidad. Alrededor de mil personas dedicaron su tiempo y conocimientos a lo largo de todo el período de investigación. En medio de ellos, está Marcos Marani quien dotó de información y le entregó su testimonio a CasildaPlus.com

"Es un gran satisfacción personal. Hay a mí alrededor unas 1500 personas y aporté mi granito de arena al proyecto. El lanzamiento marca un hito y es muy importante. Es una etapa, ahora se viene la más importante que su uso", manifestó el casildense que le dio mucho valor a la comunión que se formó con cada integrante del proyecto. "Es complejo de explicar pero verdaderamente hay mucha comunión. Se toma una responsabilidad muy grande por la cantidad de tiempo invertido por cada persona y el dinero que se gasta. Eso hace que el éxito personal terminé generando un éxito colectivo", dijo otro de los ciudadanos ilustres de esta parte del mundo.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de casildaplus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo