Desesperante situación de un hombre al cual le usurparon su casa | CasildaPlus.com
*/ennoticias/Desesperante-situacion-de-un-hombre-al-cual-le-usurparon-su-casa-20181008-0002.html*
*/casildaplus/contenidos/2018/10/08/noticia_0002.html*

Desesperante situación de un hombre al cual le usurparon su casa

El propietario de una vivienda de Remedios de Escalada al 4000 se fue de viaje y al retornar se encontró con un grupo numeroso de personas que se instalaron en su hogar. Asegura que nadie le da una respuesta

Poco más que angustia invade a un albañil de barrio Nueva Roma. Quien se ausentó de su casa por algunos días, debido a un viaje a otra provincia, y cuando volvió se encontró con varias personas adentro de la vivienda. Desde entonces, duerme en la parte trasera de la misma y los invasores lo amedrentan para que sea él quien se vaya.

Todo comenzó hace unos 20 días, cuando Juan Carlos retornó a su hogar de Remedios de Escalada al 4000 y se vio sorprendido. Las puertas estaban sin llave, las ventanas abierta y había gente circulando libremente. "Ya hice la denuncia pero tengo personas las 24 horas metidas adentro de mi casa. Nadie me da respuestas", alcanzó a decir entre llanos el hombre de unos 60 años.

Las veces que intentó correrlos, solamente se encontró con agresiones que son cada vez más violentas. Quiso cortarles los servicios y hasta sacarle chapas del techo. Sin embargo, según su testimonio, la policía respalda a los usurpadores. De esa forma, cada noche se transforma en un calvario y se escuchan disparos al aire.

La vivienda fue subdivida por el mismo Juan Carlos, quien pensaba alquilar una de las partes para tener un ingreso. Pero nada de eso fue posible. Incluso reveló que una de las mujeres que ahora vive ilegalmente en ese lugar, le había consultado por la posibilidad de arrendarlo antes de cometer el ilícito.

Escuchá el testimonio desgarrador de la víctima

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de casildaplus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo