Duras críticas a las Jornadas de Buenas Prácticas Agronómicas del INTA en San Justo | CasildaPlus.com
*/ennoticias/Duras-criticas-a-las-Jornadas-de-Buenas-Practicas-Agronomicas-del-INTA-en-San-Justo-20180209-0009.html*
*/casildaplus/contenidos/2018/02/09/noticia_0009.html*

Duras críticas a las Jornadas de Buenas Prácticas Agronómicas del INTA en San Justo

Miembros de la Fundación Muyuqui aseguraron que se trata de un simple espejismo. 

“Queremos que se hable de salud y no de dinero. De vida y no de billetes”, enfatizaron

A pesar de que el Gobierno de la ciudad de San Justo anunció con agrado y esperanza la puesta en marcha de una serie de demostraciones benévolas en materia de agroquímicos a cargo del INTA, no tardaron en alzarse voces en contra. La Fundación Muyuqui insiste en que son estrategias para que los empresarios siguen por el mismo camino.

Fabricio Esparza, Fundación Muyuqui.

 “Nos oponemos totalmente a lo que quieran hacer, ese verso lo conocemos muy bien. Son charlas que no funcionan y tenemos ejemplos de sobra para demostrarlos”, expresó en Radio Casilda, Fabricio Esparza, miembro de la organización. Su grupo forma parte de la Multisectorial Paren de Fumigarnos, con representación en todo el territorio provincial. Desde ese sector siguen pugnando por concientizar a la población y abrir los ojos.

“Queremos que se hable de salud y no de dinero. De vida y no de billetes”, aseveró Esparza. Según su visión se trata de un simple escudo para darle continuidad a un modelo que sigue permitiendo las pulverizaciones en radios urbanos. De hecho, contó que en la actual campaña sojera ya arrojaron agrotóxicos sobre un campo lindante al sitio donde pretenden realizar las Jornadas de Buenas Prácticas.

El pedido es sencillo y concreto: el inmediato alejamiento de los radios urbanos y la pronta puesta en marcha de ensayos agroecológicos. Si bien la movida está teniendo cada vez mayor aceptación, todavía falta el apoyo político. La agrupación no ve en hechos lo que le expresan con palabras.

El caso de Diógenes Chapelet

El pasado mes de noviembre un anciano de 75 años fue rociado por veneno mientras estaba sentado en el patio de su casa. Las consecuencias resultaron fatales. Testigos aseguran que las fumigaciones provinieron de un "mosquito" que regó uno de los dos campos linderos al caserío en donde Diógenes -la victima- vivía con su familia. El hecho tomó preponderancia e incluso llegó a los medios nacionales. Dos mese después, nada parece haber cambiado en San Justo.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de casildaplus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo